te cambio de pies

Las cosas tienen diferente color.. siempre me ha gustado ese sentimiento de intercambiar cosas.. intercambiaba mochila, zapatos, ropa.. y tener algo que no es mío siempre causaba satisfacción.. luego lo devolvía, cuando ya no tenía color. Si pudiera intercambiarte mi mente, mi alma..




Eres como el alma en bruto, tan natural y blanca como si nunca hubiera tomado un cuerpo antes.

No sabes de sonidos encapsulados, ni de colores pastel, mucho menos de mis pasiones heterogéneas guardadas en frascos de vidrio retornable que al destaparlas forman animales de cuento..

Pero sabes de alegrías combinadas, vientos que pacifican el alma con sabor a paleta de fresa y sabes cómo quitarme el ácido de la piel.

Como el sueño que nunca recuerdas pero quieres volver a soñar.

1 comentario:

Javier dijo...

awwwwwww