Las aves siempre vuelan más de lo que vemos. Me gustaría no sólo sacarlas a pasear de vez en cuando, darles un helado, llevarlas al parque y regresar a donde mismo. Y así, en este momento que sé hacia dónde me despierto sin recordar hacia dónde me acuesto. Algunas cosas que tienen más significado tienen menos sentido. No quiero que deje de llover, la lluvia me dedica canciones bonitas porque sabe que la amo.

1 comentario:

Javier dijo...

awww