“Es bueno que las vidas tengan varios círculos. Pero la mía, mi vida, sólo ha dado la vuelta

una vez, y no del todo. Falta lo más importante. He escrito tantas veces su nombre dentro… Y aquí ahora mismo no puedo cerrar nada, estoy solo”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta el sabor
del aroma que el viento carga,
a sus espaldas
cabizbajo
el retorno de la ausencia
que se vuelve a encontrar
con la lluvia de otoño...

Dejame acariciar la palabra de tu boca
que se desliza
furtiva,
estallando en silencio
sobre tus labios

Rozo con mis dedos tu espalda,
dibujando mapas desconocidos
acariciando constelaciones ocultas
descubiertas en vigilias transparentes
sonries
suena,
sueñas.

Responde con un comentario estare esperando, te conozco... sabes quien soy?

gato dijo...

no lo sé